Pera

Descripción

El peral es un árbol que puede alcanzar los 10m de altura, con crecimiento oval y ramas glabras y con espinas. Sus hojas son ovales y serradas, de 2 a 8cm de longitud. Sus flores son blancas, hermafroditas y autoincompatibles. Miden hasta 3cm de diámetro y se agrupan en corimbos en grupos de 3 a 9 flores. Sus frutos son piriformes, globosos y de un tamaño que puede ir de 1,5 a 10cm según la variedad.

Pera

Suelo

En relación con el suelo, al tratarse de un cultivo que habitualmente se injerta, se elegirá una variedad que se adapte al suelo. Se usará un patrón de membrillero en el caso de suelos neutros (pH de 6,5 a 7,5), fértiles, sin salinidad y profundidad de 40-50cm. Si en cambio el suelo es más básico (pH de 8-8,3) y tiene más cal activa, se usaría un patrón franco.

PH


6,5 - 7,5 or 8 - 8,3
kg/ha

Salinidad


Tolerable

Calidad


Temperatura

El peral necesita para desarrollarse de forma óptima un invierno con suficiente frío, pocas heladas tardías y veranos soleados. En el caso de que el verano sea excesivamente caluroso puede a ver pérdidas de producción, así como si hay vientos muy fuertes durante la etapa de maduración del fruto.

Riego

Sus necesidades hídricas son de 700-800mm de agua anuales. Es muy importante evitar el déficit hídrico en verano, aunque el patrón franco resiste mejor a las sequías que el patrón de membrillero.

Propiedades de riego


Considerado

Variedades

Hay muchas variedades de peral actualmente cultivadas en España. Desde algunas con un origen muy antiguo como Blanquilla, Castell y Flor de Invierno, a otras más recientes de origen francés/italiano, como Limonera y Ercolini, o de origen inglés como William’s y Conference.

Otros cultivos similares

En Dasa utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Puedes aceptar todas las cookies, rechazarlas o configurar tus preferencias, haciendo click aquí donde podrás obtener más información.